Acerca de

Nosotras: la primera persona del singular.

Casi catártica pero no tan irreflexiva, escribir es una actividad que uso como forma de amasijar emociones y darles forma de palabras y con ello existencia. También, de describir hechos de la vida cotidiana que me capturan. O de transmitir ideas y análisis del mundo.

Desde chica tengo un único diario íntimo que cobra más relevancia a medida que pasan los años. Esta relevancia no se la da el acto expresivo en sí mismo, sino la perspectiva que otorga la propia historia escrita. Una cantidad de hechos que se van sucediendo que no estaban en las palabras anteriores, o sí. Sorpresas, giros, vueltas dramáticas, escenarios y escenas inimaginables. La belleza está en comprender que todo estado tiene una durabilidad acotada, que todo pasa como condición de que vuelva a ser, lo que contribuye con el acto de clarividencia propia.

Nunca comulgué con los escritos intimistas que no pueden salirse de la órbita de lo biográfico. Sin embargo, no me sale escribir otra cosa que desde mi visión, a sabiendas de que es tan relevante como una miga sobre un mantel con manchas de vino en una mesa de domingo.

Este es un recorrido por distintos registros escritos que fui acumulando a lo largo de mi vida y una invitación a escribir y compartir lo escrito. Palabras de una chica de clase media, prototípica, casi instruida, ex académica y académica.

Series de escritos que ponen en juego la pluralidad del une, con la unicidad que se revela en diferentes ámbitos de la vida.

Siempre es una la que se manifiesta, en un mail, un sueño, una ponencia o una proclama política. Y al mismo tiempo, las palabras no son una propiedad privada.

Nosotras, la primera persona del singular.

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora